UNA EDICIÓN ESPECIAL PARA PILOTOS EXCEPCIONALES

Los instrumentos de medición son clave para las máquinas de velocidad. Cuando los pilotos de carreras no tenían forma electrónica de medir sus tiempos, recurrían a los mecanismos de pulsera para hacerlo. Por ello, la relación entre los relojes y el automovilismo no solo es natural, sino que, en algunos casos, es parte del ADN de la Casa.

Valiéndonos de esta conexión, en Loix nos propusimos un nuevo reto, el de fabricar un reloj inspirado en esta pasión, al mejor estilo de los autos Grand Touring (Gran Turismo). Un tipo de carros con corte deportivo, que retan el tiempo gracias a su potencia, velocidad y aerodinámica.

El término Gran Turismo (GT), es usado para llamar a los vehículos que están diseñados para soportar las exigencias de una competencia de larga distancia, pero a su vez son autos para la ciudad.

Los primeros en fabricarlos fueron los Alfa Romeo y Lancia imponiendo una nueva categoría, que debe cumplir 4 características: Rapidez, agilidad, espacio para llevar equipaje y repuestos además de un excepcional corte. Actualmente la carrera más famosa en términos de GT o Gran Turismo, es la denominada 24 horas de Le Mans, que consiste en algo muy sencillo; el vehículo que haya recorrido la mayor distancia en 24 horas, gana.

Fusionando el diseño, la calidad, el vértigo de la velocidad y la imponencia de los carros Grand Touring; nuestros ingenieros lograron darle vida al LOIX GT 301 con cronógrafo y tablero en fibra de carbono y LOIX GT 501 con movimiento automático openworked.

GT 301:

Tablero en fibra de carbono y cronógrafo incorporado.

Cubriendo parcialmente la esfera de los minutos, una pieza en forma de pinza de freno de disco, en las otras dos esferas un brazo con apariencia de biela y tapa trasera con forma de rin.

Utilizamos la fibra de carbono en nuestro modelo GT 301 por ser un material fuerte, empleado también en los carros de carreras.

Cuenta con una densidad media que oscila entre 1,6 y 1,7 gramos por centímetro cúbico, muy inferior a los 7,85 gramos por centímetro cúbico que tiene el acero, con quien comparte algunas cualidades, permitiéndole a los carros consumir menos combustible sin sacrificar la calidad; ya que la fibra de carbono no solo es altamente resistente, sino que es muy ligera y además soporta altas temperaturas.

GT 501:

Un reloj con movimiento automático openworked, 21 jewels o rubíes.

El diseño openworked de nuestro Loix GT 501, es una creación de perfecta ingeniería; nos revela los engranajes del reloj por ambos lados. Es como ver el mecanismo interno de tu auto, realza la fuerza del motor en movimiento. ¡Toda una obra de arte!

Ambos modelos de GT cuentan con caja de 48 mm 100 % en acero, que toma algunas características en diseño y resistencia a los pistones del motor, cristal zafiro de dureza grado A y su pulso en silicona de alta durabilidad, nos recuerda las marcas de los neumáticos sobre el asfalto. Perfecto para la tracción del día a día.

Viene en un estuche exclusivo y detalles de Racing car, en su característico color rojo, perfecto para convertirse en una pieza de colección.